¡Estrenamos un nuevo packaging para nuestras joyas botánicas! Tras darle muchas vueltas buscando el estuche perfecto, hoy quiero compartir contigo la ilusión de esta noticia.

Las joyas de la Huella del Bosque son un regalo ideal y pronto verás porqué. Muchos me pedís un envoltorio especial para hacer un regalo, algo que asombre y cautive. Y es que nuestras joyas siempre se envían con unos detalles maravillosos que enamorarán a quien lo reciba. Incluso si te has comprado la joya para ti misma, te encantará ir sacando las diferentes sorpresas que te aguardan en nuestro particular packaging.

Cada joya que escoges de nuestras colecciones, se envía siempre muy bien acompañada. Se incluye una ficha botánica que te explica las características de la planta que has escogido, sus usos y los cuidados que necesita. Y para que puedas disfrutar de tu árbol preferido, te regalamos sus semillas y una maceta con turba para que las germines.

La idea era ofrecer mis joyas en un estuche que pudiera ser reutilizable. Me da mucha rabia tirar los embalajes tan bonitos que vienen con algunos productos y siempre intento darles un nuevo uso. Después de mirar muchas opciones, me decidí por una caja en forma de tubo, resistente y muy práctica, en la que podrás guardar de todo.

El diseño de la etiqueta me ha traído de cabeza. La forma cilíndrica de la caja sugería un pequeño tronco y eso es lo que he querido que pareciera. Estuve haciendo fotos de diferentes cortezas de árboles para buscar la inspiración para la etiqueta. Las texturas de las maderas me fascinan y ha sido muy difícil decidirme por una. Finalmente, el elegido ha sido el Pino, un árbol muy presente en nuestros bosques y con una corteza muy reconocible.

Colaboración con Marina M. Cochet

Como todas las cosas en La Huella, esta etiqueta también tenía que tener un toque artístico. Para ello le pedí a mi gran amiga Marina M. Cochet que me hiciera algo especial basándose en la corteza del pino. Marina es una talentosa dibujante, grabadora e ilustradora que siempre me encandila con sus obras. Y, aunque no es su estilo, ha conseguido hacerme exactamente lo que tenía en la cabeza. Pero mejor que te lo cuente ella…

La Huella del Bosque me pide que diga algo sobre mí. Soy más de hablar con tinta china y colorinchis, pero venga: soy Marina, soy ilustradora y vivo para montarme películas en la cabeza y transformarlas en ilustraciones con personajes y situaciones surrelistas.

Últimamente, he pasado mucho tiempo bajo el agua entre escafandras y escamas, y al salir a tomar aire, acabé ilustrando una novela gráfica llamada «El Violeta», que me tuvo casi dos años con la cabeza fuera del agua (¡Sale a la venta en septiembre de 2018!) Ahora sigo buscando nuevas formas de contar historias, y mientras lo encuentro, modelo retratos con barro, hago grabados y me dejo engatusar por Marta para colaborar en su precioso proyecto de joyería botánica; una obra delicada, elegante y refinada. Justo lo que no desprendo. Qué guerra me das, tía.”

Y el último detalle del nuevo packaging, fruto del ingenio de mi querida compañera Ana Rancés de Cerámica Gráfica en nuestro taller de Workshopía: la frase «Esta caja contiene vida«, que me encanta…

Me gustaría mucho saber tu opinión sobre el nuevo estuche de La Huella del Bosque.

Déjame tus comentarios a continuación en el formulario.

ideas de regalos

¿Has recibido ya tus joyas en su nuevo estuche?