¿Quieres sorprender con un anillo y no sabes su talla? ¿O quieres regalarte ese anillo que te encanta pero no tienes claro qué número elegir? Una opción es acercarte a una joyería para que te midan la talla con un anillero. Pero aquí te propongo dos métodos muy sencillos para que aclares todas tus dudas sin salir de casa.

Mi amigo Miguel quería pedirle a su novia que se casara con él. Había preparado un plan perfecto para que fuera un día muy especial, pero le faltaba un anillo de pedida. Enseguida me llamó y empezamos a diseñar juntos un anillo perfecto para ella. Aquí es donde llegó el problema: no sabíamos su talla. Habría sido fácil medir un anillo suyo en mi taller, pero ellos viven en otra ciudad y todo se complicaba.

Entonces pensé en preparar esta plantilla para  facilitarnos la tarea. Así fue muy sencillo que él, en un momento, pudiera decirme la talla. Y les gustó tanto el anillo que después me pidió que les hiciera también las alianzas de boda.

Al comprobar que la plantilla era tan útil, decidí incluirla aquí para que la puedas descargar y usarla en tus próximas compras. También la puedes ver en cada uno de los anillos de la tienda online.

En el botón «Descarga tu Guía de Tallas» encontrarás la plantilla explicativa en un documento PDF. Lo primero que debes hacer es imprimir la página a tamaño real en tu impresora ¡Ojo, esto es muy importante! Si no fuera así, los datos no serían correctos. Deberás desactivar la opción de “Ajustar página” en las opciones de tu impresora. Después puedes comprobar si la impresión es correcta midiendo la línea de 10 cm que aparece a continuación.

Opción A

  1. Necesitas un anillo de muestra con la misma talla del que quieres comprar.
  2. Coloca el anillo sobre la plantilla y desplázalo hasta que el interior del anillo se ajuste perfectamente a la circunferencia. Ésa será la talla que debes elegir.

Opción B

  1. Recorta el medidor de papel, incluyendo la pequeña rendija que nos indicará la talla.
  2. Introduce el extremo del medidor por la ranura formando un anillo de papel (ver dibujo). Asegúrate de dejar las medidas hacia el exterior.
  3. Introduce el dedo que llevará el anillo y consigue la medida tirando de las lengüetas fi­rmemente hasta que el ajuste sea perfecto. Será más sencillo si te lo ajusta otra persona. Si el nudillo es mucho más grande que la base del dedo, habrá que tomar ambas medidas y elegir una talla intermedia.
  1. La medida será la cifra que aparece más cercana a la base del medidor. En caso de dudas entre dos medidas, es mejor escoger siempre la mayor.

Espero que este artículo os sirva para que siempre acertéis al regalar un anillo a esa persona tan especial.

¡Consúltanos todas tus dudas!

Déjanos tus comentarios