Hoy te voy a enseñar el último proyecto en el que he estado trabajando: el conjunto de joyas basado en una pieza visigoda encontrada en el Yacimiento Arqueológico de La Cabilda.

Es un encargo del Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares para conmemorar el descubrimiento. Estoy realmente orgullosa y contenta de que me hayan elegido para este proyecto. ¡Espero que a vosotros también os guste!

Muchos ya sabéis que además de las hojas de plata hago encargos para empresas o instituciones como en este caso.

Aquí te cuento cómo surgió todo:

El proyecto: cómo empezó todo

Durante 2005 se hacen unas prospecciones en la zona de La Cabilda de Hoyo de Manzanares. Pronto se confirma la existencia de una necrópolis y un poblado visigodos que datan del siglo VII.

Los encargados de la excavación fueron El Equipo A de Arqueología junto con la Asociación El Ponderal. En cada campaña, desarrollan un interesante proyecto de colaboración con voluntarios para los trabajos arqueológicos y de difusión.

En todas las campañas han hecho descubrimientos sorprendentes, con las que han disfrutado tanto los profesionales como los aficionados. ¡En los que me incluyo!

Se ha escogido como símbolo de este yacimiento a la pieza de un anillo que se encontró en una de las viviendas excavadas. Este chatón está realizado en plata y decorado con unas letras incisas a modo de frase protectora.

Dos joyeros, una pieza y siglos de diferencia

Para mí es todo un honor poder hacer una colección inspirada en la joya que hace siglos realizó un joyero visigodo de mi mismo pueblo.

¿Quién me lo iba a decir a mí?

Me parece algo tan mágico. Una joya enterrada durante siglos, que habrá sido muy querida por alguien, y yo ahora tengo la oportunidad de volver a sacarla a la luz.

El hallazgo de este poblado antiguo ha sido apasionante para todos los vecinos de nuestro municipio y nos hace tener más presentes nuestras raíces.

Cómo diseñé las joyas

Este conjunto está formado por colgante, pendientes, anillo y pin.

He diseñado estas piezas de forma convexa para aportarle más volumen. He querido mantener el aspecto rústico de la pieza original, reproduciendo lo más fielmente posible las toscas incisiones y dejando el contorno algo irregular. El acabado grisáceo destaca las partes hundidas y después se termina con un pulido suave.

Pensé que me iba a llevar más tiempo hacer el diseño de esta pieza de plata, pero el proceso ha sido tan inspirador que la creación ha fluido más rápido que de costumbre.

Por último elegimos un cordón de cuero negro para montar el colgante, porque encaja a la perfección con el aspecto envejecido de la pieza.

Y para la presentación final completamos el conjunto con un pequeño pergamino enrollado, donde se cuenta brevemente la historia del chatón y del yacimiento.

No ha podido ser un proyecto más especial y personalmente estoy emocionadísima de que esta colección forme parte de La Huella del Bosque. ¡Muy pronto estará disponible para todos!

¿Nos seguimos por Instagram? Si te han gustado estas piezas, todas las semanas publicaré más fotografías y curiosidades.